La investigación de RMA muestra que los bebés que nacen mediante FIV tienen un peso similar al de los que nacen por vía natural

La investigación de RMA muestra que los bebés que nacen mediante FIV tienen un peso similar al de los que nacen por vía natural

En 2017, los bebés mediante FIV tenían un riesgo de peso bajo al nacer del 10 %; los bebés sin FIV tenían un riesgo del 8 %.

Los hallazgos apuntan a avances espectaculares para la seguridad y el éxito de la FIV

BASKING RIDGE, Nueva Jersey, 14 de octubre de 2019 – Por primera vez desde la llegada de la fertilización in vitro (FIV) hace más de cuatro décadas, los bebés nacidos a través de este procedimiento han igualado en peso a los bebés nacidos de forma natural, según muestra una nueva investigación realizada por Reproductive Medicine Associates (RMA) y presentada en la reunión anual de la American Society for Reproductive Medicine (ASRM).

En un estudio que analizó cerca de 20.000 nacimientos derivados del tratamiento de FIV en el centro insignia de la RMA en Basking Ridge, Nueva Jersey, de 2000 a 2017, los investigadores encontraron un aumento constante en el peso al nacer que en 2017 alcanzó la paridad con los bebés nacidos sin reproducción asistida. La reducción gradual del riesgo de bajo peso al nacer ha coincidido con importantes avances en la medicina de la fertilidad en las últimas dos décadas.

De todos los bebés nacidos de madres que recibieron la FIV en 2017, sólo el 10,7 % nacieron con bajo peso (menos de 2.500 gramos), según RMA, en comparación con el 8,3 % de los bebés concebidos naturalmente, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Por otro lado, los bebés nacidos mediante FIV en el año 2000, cuando la industria de la fertilidad aún daba sus primeros pasos y los embarazos múltiples eran rutinarios, tenían un 36,5 % de probabilidades de nacer con bajo peso al nacer.

«En poco más de 15 años, hemos visto una reducción de más del triple en el riesgo de bajo peso al nacer en bebés de FIV», señaló la Dra. Julia Kim, becaria de segundo año de RMA que dirigió el estudio retrospectivo.

«Las pacientes pueden encontrar consuelo en el hecho de que hoy en día, la FIV ya no equivale a gemelos prematuros que pueden pasar semanas en la unidad neonatal, sino a un bebé sano, nacido con el mismo peso que un bebé concebido de forma natural».

La disminución del riesgo se produce a medida que la industria, liderada en gran medida por la investigación llevada a cabo en RMA, practica un estándar de atención completamente nuevo que el que tenía hace incluso diez años. Ese estándar de atención, basado en la Transferencia de Embrión Único (SET, por sus siglas en inglés), permite a los médicos reducir drásticamente el embarazo de gestación múltiple y aumentar las posibilidades de implantación, embarazo a término y parto, de un bebé sano.

En RMA, el 97 % de todas las transferencias de embriones involucran a un embrión único, y la tasa de gemelos de la práctica es de apenas 2,5 %, a la par de la tasa nacional de gemelos concebidos de forma natura, del 2,4 %, según los CDC. El riesgo de peso bajo al nacer de RMA para bebés mediante FIV, del 2,1 %, también refleja el riesgo nacional de 1,4 % para los bebés concebidos de forma natural.

«Los bebés de RMA de un solo feto tienen un peso equivalente al de los bebés concebidos de forma natural, tasas de parto a término similares a las de los bebés concebidos naturalmente, y pasan muchos menos días en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) que los gemelos mediante FIV», afirma el Dr. Richard Scott, socio fundador de RMA.

«En pocas palabras, esta investigación es una evidencia de la brecha que se cierra entre la FIV y la concepción natural, y es una muy buena noticia para quienes luchan contra la infertilidad».

El estudio de peso al nacer es una de las docenas de investigaciones que RMA presenta en la ASRM cuando la práctica celebra su XX aniversario este año. Desde su fundación el 1 de octubre de 1999, RMA ha ayudado a que más de 40.000 bebés nacieran en el seno de familias cariñosas, y continúa siendo la principal inversionista en la investigación de FIV en los Estados Unidos.

Autor: Julia Kim

Cerrar menú